ESTRÉS EN EL NIÑO.

Los niños aprenden a responder al estrés por lo que han observado y experimentado en el pasado. En la mayoría de los casos, el estrés experimentado por un niño puede parecer insignificante para los adultos, pero como los niños tienen pocas experiencias previas de las cuales aprender, incluso las situaciones que exigen cambios pequeños pueden tener un impacto enorme en los sentimientos de seguridad y confianza del niño.

El dolor, las lesiones y la enfermedad son fuentes importantes de estrés para los niños. Los tratamientos médicos producen incluso un mayor estrés. El reconocimiento del estrés en los padres (como el que se ve durante el divorcio o las crisis financieras) es un factor de estrés grave para un niño, al igual que la muerte o la pérdida de un ser querido.

SIGNOS DE ESTRÉS NO RESUELTO EN LOS NIÑOS:

Es posible que los niños no se den cuenta que están estresados. Los padres pueden sospechar "estrés" si el niño ha experimentado una situación tensa y comienza a tener síntomas físicos (dolor de cabeza, pesadillas, poco apetito, etc) o emocionales (miedos, llanto, ansiedad, etc)  o ambos.

 INTERVENCION: Se deben plantear estrategias de ayuda por parte de los padres y de los mismos niños.

Lic. Patricia Cruz Castillo
Psicóloga Infantil

 

Deja tus comentarios

Comentarios

  • Invitado (Malcolm)

    Hello [url=http://kamienie-kalowe.pl/]http://kamienie-kalowe.pl/[/url]

  • Invitado (Leslie)

    www Besrt Regards!

Cargar Más